Claves que indican que debes cambiar de trabajo

cambiar de trabajo

Claves que indican que debes cambiar de trabajo

Tener un buen trabajo es una de las principales metas de todas las personas. El trabajo nos proporciona satisfacción personal e influye directamente en nuestro bienestar. Estudios en psicoanálisis demuestran que la satisfacción del trabajo en un individuo es clave para su bienestar personal, así como para la productividad de la empresa.

Justamente por ser el trabajo una clave de bienestar, éste debe satisfacer las expectativas del trabajador. El trabajo idóneo será aquel donde te sientas realizado como persona y como profesional, donde se fomente una relación interpersonal sana, de respeto y apoyo,   y sobre todo donde te paguen lo suficiente para tener una estabilidad económica.

Lamentablemente, pocos logran encontrar un trabajo ideal y muchas veces se mantienen en trabajos que no les gustan solo por el hecho de no estar dentro de las cifras de desempleados o por mantener los beneficios socio-económicos que les pueda brindar la empresa.

En este artículo queremos compartir contigo algunas señales que te indican cuándo es el momento de cambiar de trabajo. Analiza cada una de estas señales y, si te identificas, haz un alto y reflexiona si vale la pena continuar con el trabajo que tienes.

Claves que indican que debes cambiar de trabajo

No te sientes satisfecho como profesional

No hay nada más gratificante que amar lo que haces. Cuando realizas un trabajo que realmente te gusta y te apasiona, entonces deja de ser un trabajo y se convierte en un hobbie que te lleva al éxito.

El trabajo está estrechamente relacionado con el crecimiento y con la satisfacción personal. Sin embargo, a veces se elige un trabajo “no es lo tuyo”, pero que aceptas porque te parece una oportunidad de trabajar mientras consigues una mejor oferta, o porque sencillamente te pagan bien. Pero, te pregunto: ¿El dinero realmente lo es todo?, ¿vale la pena trabajar,  aun cuando te sientas obligado a hacerlo?

Lo ideal es buscar un trabajo que te rete a nivel profesional y donde sientas que estás aprendiendo y ejerciendo tus conocimientos profesionales. Si se trata de un trabajo que no disfrutas y que no se acopla a tus talentos, entonces es probable que debas dejarlo.

El salario no va acorde a tu trabajo

Trabajar en una buena empresa es poder visualizarte a futuro, escalando a una mejor posición laboral. Un buen trabajo es aquel que te motiva a  proyectarte metas que vayan encaminadas a tu estabilidad como persona y como profesional, a la vez que brindas aportes para que tu empresa crezca.

Aun cuando el dinero no compra la felicidad, sí es indispensable para cubrir las necesidades más apremiantes de todo ser humano. El dinero tampoco es el único factor motivacional para un trabajador (obviamente tampoco es la idea trabajar gratis o con un mal salario), pero realmente debe haber un equilibrio entre lo que te pagan y el cargo que ocupas. Si tienes años en una empresa  que no te brinda un desarrollo profesional y un buen salario que vaya acorde a ello, reflexiona y  date la oportunidad de buscar  un trabajo más digno.

Cuando sientes que los procesos de trabajos no son llevados adecuadamente

Un profesional que sabe hacer bien su trabajo puede detectar cuando la operatividad o  el flujo de actividades que realiza la empresa no es la más correcta. Si con tu experiencia puedes determinar estas fallas y propones soluciones pero no eres escuchado, detente y analiza los pros y los contras de quedarte trabajando en esta empresa. Evalúa ambos escenarios y, si debes cambiar de trabajo, arriésgate y busca otras ofertas laborales que te motiven a trabajar en otra empresa.

Mala comunicación con tus superiores

Los cargos gerenciales o de jefes de unidades son importantes  para la toma de decisiones de la organización, y obviamente los trabajadores que están en otro nivel dentro de la estructura organizativa deben respetar a sus superiores. Sin embargo, muchas veces nos encontramos con que este respeto no es recíproco.

Existen trabajadores con mal comportamiento e irrespeto hacia sus jefes, como también está la otra cara de la moneda: jefes prepotentes, malos líderes que manipulan o maltratan psicológicamente a sus empleados, superiores que se valen de un cargo para exigir más allá de las funciones que debe cumplir su equipo de trabajo.

Estudios psicológicos han demostrado que el nivel de liderazgo de un jefe influye directamente en el bienestar y en el rendimiento de los trabajadores a su cargo. Si este es tú caso y no tienes posibilidad de cambiar de departamento dentro de la empresa (si estás a gusto con los beneficios salariales que ésta te brinda), es bueno que recapacites y tomes una decisión para lograr un cambio de trabajo que te brinde bienestar emocional.

Realmente no vale la pena trabajar por un buen sueldo y cumplir un horario aguantando a un mal jefe. ¡Tu salud mental es mucho más importante!

Vives estresado

El estrés es muy frecuente en cualquier trabajador, sin distinción del nivel o cargo que desempeñes. Las múltiples actividades que se realizan día a día, sumado a la presión de entregar un trabajo a tiempo, sin duda pueden producir altos niveles de estrés, y en muchas ocasiones originan enfermedades al organismo. Si te sientes así, si crees que tu salud se está deteriorando a causa del estrés que te produce tu trabajo, evalúa tu situación y decide cambiar de trabajo.

El horario de trabajo te hace perder calidad de vida

Cumplir un horario de trabajo es un deber de todo buen trabajador. Sin embargo, dependiendo de las funciones que cumplas, puedes llegar a trabajar en exceso. Aun cuando te paguen horas extras, debes evaluar también tu calidad de vida y el entorno familiar.

Trabajar en exceso fuera de casa en la mayoría de los casos origina distanciamiento familiar. Ten en cuenta que para la empresa un trabajador es reemplazable, pero para la familia siempre tendrás mayor valor. En el caso de que estés pasando por esta situación, analiza bien el problema que vives y busca la solución más asertiva: si debes o no cambiar de trabajo.

Si te cuesta tomar una decisión y necesitas orientación laboral no dudes en contactarme.

No Comments

Post A Comment